Big Data y comercio electrónico

Big-Data1

Big Data o Datos Masivos es como se conoce a los sistemas informáticos basados en la obtención de datos a gran escala, conjuntamente con métodos que permiten identificar patrones recurrentes dentro de estos datos. Es decir, no solo conseguir datos sino disponer de herramientas potentes para analizarlos. Estas estrategias se han convertido en una de las claves del éxito de muchos negocios tecnológicos.

El Big Data surge de la necesidad de contar con nuevas técnicas para el análisis de datos que durante la última década se han generado de forma exponencial, y de la urgencia de procesar esta información en un tiempo cada vez menor. El extraordinario volumen de información del que podemos disponer de nada sirve si no somos capaces de gestionar los datos que nos ofrece, analizarlos, sacar conclusiones y generar planes de acciones adecuados.

El CRM (Customer Relationship Management), o lo que es lo mismo, la gestión de la relación con los clientes, es una estrategia que va enfocada a satisfacer los deseos y necesidades de los usuarios, de los clientes y potenciales clientes. Es aquí donde el Big Data y el análisis de datos tiene un mayor protagonismo y entra en juego, un juego que consiste en volumen, velocidad, variedad y valor. Estos son, sin duda, los cuatro grandes retos del Big Data, ya que cada vez generamos más información a mayor velocidad y hay que analizarla a la vez que se genera para que resulte útil, pero además este proceso debe ser capaz de analizar en tiempo real diferentes tipos de datos que permitan crear los insights (ideas, acciones) precisos y con un alto valor añadido.

La gran evolución de los últimos años es precisamente esta, la capacidad de actuar en tiempo real y de tomar decisiones de una manera automática y programada. Un ejemplo son los sistemas de compra publicitaria en tiempo real (RTB: Real Time Bidding) donde las diferentes plataformas publicitarias (DMP: Data Management System) toman decisiones de compra (impresión a impresión) en base al conocimiento que tienen del usuario que está navegando en una página concreta. Algunas grandes tiendas ya utilizan estos servicios: Zalando, ASES, Redoutte, Addictia… o incluso Amazon, que incluso está realizando su propio sistema.

El comercio electrónico es uno de los sectores en los que el Big Data y la publicidad programática han impactado con más fuerza, ya que se trata de un tipo de negocio sin límites de crecimiento, donde es necesario y casi imprescindible el conocimiento exhaustivo de los clientes. La evolución del mundo digital en los últimos años ha hecho que los usuarios se familiaricen con el concepto de compra en línea y además, se han ido acostumbrando a una experiencia de compra cada vez más personalizada. Este último aspecto, la personalización, empieza a convertirse en un elemento cada vez más imprescindible para cualquier ecommerce; no solo porque los clientes se están acostumbran a ello, sino porque además permite a las compañías crear experiencias de compra cada vez más sorprendentes y únicas que contribuyen a aumentar las ventas, como por ejemplo: las recomendaciones personalizadas de productos, el email retargeting, el retargeting dinámico, la gamificación, e incluso recurriendo a técnicas que permiten modificar en tiempo real las tiendas en línea en función del comportamiento de los usuarios.

Pero, ¿de donde salen los datos? ¡De todas partes! De los emails de los usuarios que compran o que se registran a través de newsletters; de los que participan en sorteos o encuestas; de los perfiles sociales de los usuarios en Facebook, Twitter (y pronto en Instagram con la nueva inclusión de servicios publicitarios); de píxeles que se introducen en la tienda online, en la web o en el blog para perfilar navegantes y buscar otros similares; de campañas de publicidad programática que van generando un Big Data publicitario para ofrecer la publicidad correcta al público correcto en el momento oportuno… Realmente, en Internet, cualquier acción deja un rastro que luego se puede utilizar publicitariamente de una manera programada y automática con un gran objetivo: gastar mejor los presupuestos y conseguir más ventas.

Definitivamente, el Big Data, lejos de tratarse de un nuevo término tecnológico de moda es la herramienta capaz de pasar al siguiente nivel, a un nivel superior, cualquier tienda online.

Si desea ampliar información os dejo las siguientes referencias :

DataXu – tecnología de marketing programático (https://www.dataxu.com/)
MediaMath – Sistema Operativo de Marketing Programático (http://www.mediamath.com/)
Real Time Bidding – https://en.wikipedia.org/wiki/Real-time_bidding
Advanzis – agencia de marketing digital experta en conversión (ecommerce) que gestiona acciones en redes sociales y campañas publicitarias programáticas  (http://www.advanzis.com).

Related Post

El futuro pasa por las ciudades inteligentes Las nuevas tecnologías han supuesto un cambio impresionante en los últimos años. Y, sobre todo, han hecho posible una nueva revolución industrial, la ...
Cómo evolucionará el comercio electrónico en los p... Si miramos atrás, no mucho, apenas unos 5 años, podemos ver la convergencia que ha existido entre la oferta y la demanda en el ámbito del comercio e...
La próxima revolución industrial: impresoras 3D Una impresora 3D no es más que una herramienta capaz de producir un diseño 3D creado en un ordenador en un modelo 3D físico. Poniendo un ejemplo sim...
El gran reto de la industria 4.0 Industria 4.0, también llamada ciberindustria o fábrica inteligente, es probablemente el término de moda en el mundo de los negocios. Pero, ¿qué es ...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *