Patentes tecnológicas de Google

Google, esa archiconocida empresa tecnológica principal subsidiaria de la multinacional estadounidense Alphabet Inc, especializada en productos y servicios relacionados con internet, software y otras tecnologías, cuyo principal producto es el motor de búsqueda que tiene el mismo nombre apareció casi por casualidad de la mano de dos universitarios y en sus inicios ofrecía solo un buscador en Internet.

Poco tiempo fue necesario para que ese buscador se convirtiera el favorito de casi todos los usuarios del planeta. Y esa fue la vía que llevó a Google a desarrollar los cientos de servicios que hoy ofrece.

Y a medida que ha ido pasando el tiempo, la compañía se ha ido convirtiendo, poco a poco, en sinónimo de innovación. Una distinción que se ha ganado a base de apostar por proyectos ambiciosos y, a veces, casi surrealistas. Algunos ejemplos el desarrollo de vehículos autónomos, proyectos relacionados con drones, el desarrollo de un súper cerebro informático o el inquietante Botón Rojo del que hablamos hace poco en el blog.

Proyectos ambiciosos, innovadores y casi de ciencia ficción requieren de una serie de patentes, a veces, casi igual de extravagantes.

Pero empecemos por el principio…

¿Qué es una patente y para qué sirve?

Una patente otorga derechos de propiedad intelectual exclusivos sobre una invención concreta y particular.

Se trata, sin duda, de una de las estrategias más comunes de apropiación de los beneficios económicos derivados de la innovación tecnológica. De hecho, las patentes tecnológicas se han convertido en un gran commodity entre grandes empresas tecnológicas como Google, Apple, Microsoft o HTC, entre otras.

Principales patentes tecnológicas de Google

Las patentes tecnológicas del Google se cuentan por cientos. Quizá más. Pero estas son, probablemente, algunas de las más curiosas:

camion autonomo

Camión autónomo

Camión autónomo

Google ha patentado un camión autónomo destinado al reparto de mercancías.
El vehículo ideado por la empresa de Mountain View cuenta con diversos compartimentos separados con el objetivo de que la persona que recibe un pedido pueda, tecleando una clave, desbloquear y abrir ese compartimento para recoger su mercancía.

Nueva versión de sus Google Glass

Las Google Glass, un dispositivo de realidad aumentada con forma de gafas, presentado por Google en 2012, no fue precisamente un éxito.

Sin embargo, la compañía ha patentado el pasado año una nueva versión de la tecnología utilizada en sus gafas inteligentes.

Google pretende desarrollar una versión mejorada de su propuesta lanzada en 2012; un gadget más flexible y resistente que permita a los usuarios utilizar las gafas en un mayor número de situaciones.

En este caso pretende orientar su uso a empresas en las que el modelo original no cubría todas las necesidades que hoy en día las organizaciones tienen.

Coches autónomos para el transporte de pasajeros

Google lleva años utilizando este tipo de coches para trazar Google Maps. Pero hasta hace poco no se había planteado comercializarlos.

Digo hasta hace poco porque la web Patent Yogi ha descubierto una nueva patente de que deja al descubierto los planes de Google al respecto…

Se trataría de un sistema a través del que los vehículos pueden determinar una posición de recogida y el destino. Y todo con el mínimo contacto humano, los usuarios sólo tendrían que indicar adónde quieren ir; el coche hace todo lo demás.
Pero ahí no acaban las ventajas, la patente incluye un sistema capaz de determinar la mejor localización para recoger a una persona para evitar atascos, obras, etc.

Que tiemble Uber.

El ojo biónico y el ojo solar

La tecnología por la que Google apuesta ofrece también soluciones a problemas de salud. Un ejemplo de ello es su ojo biónico, un dispositivo que podría permitir corregir la visión de las personas que tienen dificultades visuales sin necesidad de usar letntes.
Para ello el paciente se sometería a una intervención quirúrgica a través de la que se le insertaría un dispositivo intraocular para reemplazar el cristalino.

Y por si no es suficientemente sorprendente el anterior, Google también cuenta con una patente sobre el desarrollo de una lente de contacto que funciona con energía solar y además de mejorar la visión permite a sus usuarios recoger datos sobre su salud o leer códigos de barras, entre otras cosas.

Como decía al principio, las patentes registradas por Google se cuentan por cientos. Probablemente más… Con esta ingente cantidad de patentes, con seguridad, la compañía continuará sorprendiéndonos en los próximos años, proponiendo productos y servicios que a día de hoy ni siquiera soñamos. ¡Nos emprea un futuro apasionate!

Si te interesa descubrir más sobre este tema puedes encontrar mucho más en el buscador de patentes de Google.

Related Post

Encarando el futuro: La digitalización del transpo...   Las nuevas tecnologías y la digitalización han afectado a todos los sectores. En el caso de los transportes públicos no iba a ser menos. Si ...
El futuro del transporte por carretera: camiones s... Hace un año, quizá algo más de tiempo, que venimos leyendo y escuchando hablar en los medios de comunicación sobre un futuro muy cercano en el que l...
Las claves para entender la Cuarta Revolución Indu... Estamos inmersos en una revolución tecnológica que está cambiando muchas cosas, especialmente la forma en que vivimos, nos relacionamos y trabajamos. ...
El impacto de la impresión 3D en los sistemas de f... Hace algunos meses hablaba en el blog de las impresoras 3D como las responsables de la próxima revolución industrial. Y en este mismo sentido vuel...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *