Claves de la tendencia a la “uberización” de los negocios

Entre polémicas y no pocos detractores, Uber ha ido escalando hasta convertirse en una de las empresas más valiosas dentro del mundo de las aplicaciones. Pero el impacto de su éxito no queda en las astronómicas cifras que maneja, sino que ha derribado barreras y creando tendencia y ya gracias a ella hablamos de la “uberización” de los negocios y de la economía.

Airbnb, Blablacar, Netflix… Hablamos de empresas con sectores tan diferentes, que a priori puede ser difícil buscarles un nexo de unión. Pero lo tienen: todas forman parte de la “uberización” de la economía.

Cuando hablamos de la uberización, hablamos de actividades dirigidas por prácticas de colaboración en las empresas. Se trata de un modelo susceptible de ser integrado, especialmente, en empresas de servicios: transporte (Uber), alojamiento (Airbnb), entretenimiento (Netflix), etc. Aunque las empresas industriales también pueden quedar incluidas, ya que muchas veces cuando hablamos de empresas industriales y de servicios no es tan fácil establecer una frontera clara. Por ejemplo, una fábrica de automóviles podemos pensar que claramente está orientada a producir productos; pero en muchos casos lo que compra el cliente no es sólo el producto, es el servicio que le rodea, compra un servicio privado fiable de transporte, esto quiere decir mantenimientos, vehículo de sustitución, atención en carretera… En fin, todo un abanico de elementos necesarios para conseguir su satisfacción como cliente.

Resumiendo, la frontera entre producto y servicio es cada vez más ligera, por tanto, un concepto como la “uberización” quizás también a la larga será analizado e integrado por las empresas industriales.

 Claves del éxito de la uberización

Una de las claves de este modelo radica en la eliminación de los intermediarios con el objetivo de ofrecer una oferta de tarifas más llamativa y atractiva. La otra clave principal de este nuevo concepto se encuentra en la base tecnológica, el móvil es su fuerte y sus ofertas las alberga una app.

Como nota curiosa podemos ver que se trata de aplicaciones móviles que, lejos de ser complejas, se basan en la sencillez… Si entramos en las app de cualquiera de estas startups veremos que cuentan con un interfaz muy intuitivo, sencillo, en muchos casos con muy pocas funcionalidades. Y es aquí donde podemos aplicar la máxima “menos es más”, es así como logran la mayor eficiencia.

El impacto ha sido tan fuerte en las empresas porque éstas realmente  no han inventado un nuevo modelo, sino que han mejorado el existente. La actividad es la misma, los clientes siguen siendo los mismos, pero el modelo de negocio ha sido mejorado aprovechando las ventajas que ofrece la omnipresente informática y combinando todo ello con la economía participativa.

Como ejemplo podemos poner Airbnb y compararlo con la prestigiosa cadena de hoteles Hilton. Hilton tiene 93 años de historia y gestiona 610.000 habitaciones en 88 países, pues bien, Airbnb ha necesitado sólo 4 años para gestionar 650.000 habitaciones en 192 países, realmente increíble. Además, el modelo de Airbnb no la obliga a realizar elevadas inversiones, de forma que el crecimiento puede ser exponencial. La necesidad de circulante para crecer que tiene el negocio es infinitamente inferior a la todopoderosa cadena de hoteles Hilton. Seguramente las dos tienen su lugar en el mercado, pero lo que queda claro es que la forma en la que Airbnb ha mejorado el modelo de gestión del alojamiento es espectacular.

Pero más allá de todo lo anterior tenemos que hablar de empatía y gran conocimiento del mercado. Esta es otra de las claves del éxito y un denominador común de estas empresas. Todas ellas han sabido reconocer la insatisfacción de los clientes y darle la vuelta a la situación ofreciendo una mayor calidad en el servicio a través de ofertas más competitivas, permitiendo a los clientes ahorrar tiempo o mejorando su experiencia.

La “uberización” es sin duda, una tendencia a la alza, en gran parte por su modelo escalable, que permite el crecimiento de la actividad de una forma natural y fluida sin que la calidad del servicio se vea afectada y lo que es más importante, sin necesidades de inversión en activos y circulante.

Así que, preparémonos para ver “uberizadas” las cosas más extrañas…

Related Post

Big Data y comercio electrónico Big Data o Datos Masivos es como se conoce a los sistemas informáticos basados en la obtención de datos a gran escala, conjuntamente con métodos q...
Tecnologías que cambiarán radicalmente nuestros há... El rápido desarrollo de la tecnología ha revolucionado nuestros hábitos de vida a todos los niveles, pero tal vez en las compras y los hábitos de ...
Cómo evolucionará el comercio electrónico en los p... Si miramos atrás, no mucho, apenas unos 5 años, podemos ver la convergencia que ha existido entre la oferta y la demanda en el ámbito del comercio e...
El futuro del transporte por carretera: camiones s... Hace un año, quizá algo más de tiempo, que venimos leyendo y escuchando hablar en los medios de comunicación sobre un futuro muy cercano en el que l...
1 comentario
  1. Jesús Rivera
    Jesús Rivera Dice:

    Interesante, y dentro de lo interesante destacaría la frase “eliminación de los intermediarios”.

    Los intermediarios se han substituido por “la apliciación”. Según como se mire se ha centralizado en “el intermediario”… ¿vamos a tener que pasar por un Uber?

    La informática ha provocado el cambio del paradigma de lo que es la intermediación, del “aguas arriba”, ahora se juega una dimension traspuesta.

    Otros casos son Amazon, Ebay, Fnac … que también remplazaban intermediarios, pero cuando vamos a comprarles, no és a ellos, sino a otros muchos negocios, incluso los tradicionales, los cuales a su vez usaran diversos transportes, y proveedores (también los propios marketportals).

    Interesante y curioso.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *