Home Operaciones Smart Fabrics, la tecnología que revoluciona experiencias

Smart Fabrics, la tecnología que revoluciona experiencias

Imagina que puedes comunicarte directamente con tu ropa para regular la temperatura y que esta te responda enfriando o calentándose automáticamente. O que estés corriendo una maratón y tu camiseta pueda enviar información de tu estado físico en tiempo real directamente a tu entrenador o médico. Esto puede ser posible con el desarrollo de los tejidos inteligentes o Smart Fabrics.

Smart Fabrics

¿Qué son los tejidos inteligentes?

Los tejidos inteligentes también llamados textiles electrónicos, e-textiles, prendas y telas inteligentes, tienen algún tipo de componente digital incrustado en ellas. Puede ser una batería, un led, un chip electrónico o un sensor. La tecnología se incorpora al tejido a través de varios métodos, como fibras conductoras o impresión 3D multicapa.

Estos se fabrican y diseñan para integrar tecnologías que ofrecen al usuario una mayor funcionalidad. El propósito de las telas inteligentes es proporcionar un valor añadido al usuario, ya sea por placer, rendimiento o seguridad. Estas van desde aplicaciones para el control de la salud, la protección, la seguridad y estilo de vida.

Los tejidos inteligentes pueden agruparse en dos grandes categorías: la estética y la mejora de rendimiento.

  1. Los tejidos inteligentes estéticos son aquellos que usan la tecnología con fines de moda y diseño. Teniendo la posibilidad de agregar una experiencia multisensorial, por medio de iluminación, sonidos, etc. Los ejemplos incluyen zapatillas que se iluminan y telas que cambian de color con el calor corporal.
  2. Los tejidos enfocados en la mejora del rendimiento ayudan en las funciones humanas, controlando aspectos como la temperatura corporal, transpiración, ritmo cardiaco, respiratorio, etc. Los ejemplos incluyen ropa que puede regular la temperatura corporal y textiles que brindan protección contra peligros ambientales como la radiación.

Hasta ahora, la mayoría de las telas inteligentes se han limitado a usos específicos, incluidos los sectores de medicina, militar y moda.

Esta tendencia se ve impulsada de forma indirecta por el desarrollo de dispositivos electrónicos más pequeños y de producción más barata. Con la llegada de hilos conductores que se pueden tejer en telas se han abierto nuevas posibilidades. También se prevé que los textiles inteligentes creen una revolución en el mercado de los dispositivos portátiles inteligentes. El tamaño del mercado global de telas inteligentes se valoró en 878,9 millones de dólares en 2018 y se prevé que se expanda a una tasa compuesta anual del 30,4% de 2019 a 2025.

Smart Fabrics en el mundo de la moda vinculado a la tecnología.

La industria de la moda y el entretenimiento está utilizando telas inteligentes para incorporar una estética única en sus creaciones. Las características de la apariencia, como el color, el tamaño o la forma de las prendas, pueden modificarse utilizando Smart Fabrics. Las telas inteligentes en la ropa permiten al usuario interactuar con su entorno y comunicar datos a través de sensores integrados o hilos conductores por los que a través de la ropa se “comunican” con dispositivos portátiles.

Un ejemplo es CuteCircuit que utiliza telas inteligentes para sus colecciones de alta costura y proyectos especiales. La ‘Sound Shirt’ de CuteCircuit permite a las personas sordas experimentar la música por medio de su cuerpo a través de una prenda inteligente.

Redes sociales y comunicación

Los textiles electrónicos están abriendo nuevas puertas para las redes sociales, creando nuevas formas para que las personas interactúen entre sí y compartan información.

Jansport desarrolló una mochila hecha de tela inteligente programable que la convierte en un vehículo para las redes sociales. Los usuarios pueden compartir canciones, videos, páginas de Facebook y enlaces a sitios web con personas cercanas. Es una forma de mostrar al mundo lo que queramos de nosotros de forma eficiente y abierta.

Google y Levi’s

Además, durante los últimos años, Google estuvo trabajando con Levi Strauss en una chaqueta de mezclilla inteligente bajo el Proyecto Jacquard, que eventualmente conduciría a una chaqueta de mezclilla con mangas de tela inteligentes con controles táctiles incorporados. En noviembre de 2019, el proyecto se comercializó en las nuevas chaquetas Jean de Levis.

La chaqueta utiliza Bluetooth e hilo conductor para comunicarse con una aplicación de teléfono inteligente asociada. Los usuarios pueden cambiar sus selecciones de música y ejecutar otros comandos con toques programables de la tela.

E-Fabrics para la salud

Otros gigantes tecnológicos como Microsoft y Apple están solicitando sus patentes para su integración tecnológica con tejido inteligente. Apple presentó una patente para integrar la tecnología de monitoreo de la salud en la ropa. De manera similar, en noviembre de 2019, Microsoft presentó una patente para la tecnología de tejido inteligente denominada Electronically Functional Yarn que se integrará en los hilos para la funcionalidad eléctrica.

La startup francesa Spinali Design, fabrica ropa de playa de alta gama con sensores de luz ultravioleta integrados que indican el momento de aplicar el protector solar, protegiendo así nuestra salud.

Los textiles inteligentes pueden programarse para monitorear aspectos como la biometría (mediciones de atributos físicos o comportamientos como la frecuencia cardíaca), lo que podría ayudar a los atletas, las personas que siguen dietas y los médicos que observan los signos vitales de los pacientes. Las posibilidades de aplicación en el sector de la salud son innumerables.

Los textiles inteligentes podrían ser incalculablemente beneficiosos en muchas áreas, y eso sin siquiera profundizar en muchos sectores, simplemente viendo sus aplicaciones en el mundo del diseño y la moda. La comunicación es la columna vertebral de la revolución tecnológica moderna, y la integración de la tecnología de las comunicaciones en la ropa puede abrir nuevas oportunidades de conexión y expresión. También ante la situación frente al COVID-19 podría ser un escenario propicio para el desarrollo de estas tecnologías enfocadas a la salud y al potenciamiento de las tareas sin contacto. Esperamos ver esta tecnología presente en diferentes sectores que busquen aprovechar su potencial.

Finalmente decir que hay sectores industriales con gran tradición en nuestro país, como es el textil, que podría tener la oportunidad de resurgir si consigue sumar esta componente tecnológica y generar valor para el usuario final. Como en todo, el secreto es anticiparse, adivinar modelos de negocio y ponerlos en marcha, los tejidos inteligentes son sin duda una gran oportunidad para ello.

 

You may also like

Leave a Comment

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.