Home Logistica Last Mile Delivery, el gran e inminente desafío de la logística.

Last Mile Delivery, el gran e inminente desafío de la logística.

Last mile delivery (Entrega de la última milla), se define como el último movimiento de mercancías desde un centro de transporte al destino final de la entrega. El objetivo principal de la logística de la última milla es que la entrega de los artículos sea lo más rápida y eficiente posible.

La calidad en la entrega de última milla es un diferenciador clave debido a que, si el consumidor puede comprar fácilmente y el producto es entregado en condiciones y rápidamente, las empresas ganan participación en el mercado y fidelizan al cliente.

Sabemos que cada vez más consumidores recurren al comercio electrónico para realizar sus compras. La exigencia de entrega “rápida” ya no es solo un lujo si no una expectativa que buscan en cada experiencia de compra en línea. Ante esto las empresas y startups están desarrollando nuevas tecnologías y modelos experimentales para aumentar el volumen de los paquetes, agilizar las entregas y deleitar a los clientes, todo ello mientras se intenta reducir los costes.

Problemas de la logística Last mile delivery.

Los problemas más comunes a los que se enfrentan las empresas involucradas en este tipo de logística, a grandes rasgos, se podrían desglosar de la siguiente manera:

  • Infraestructura deficiente: Especialmente en países en desarrollo, esto significa viajes más largos, rutas y transportes ineficientes. Todo esto se traduce en aumento de costes y retrasos.
  • Entregas B2C y C2C: Cuando se realizan entregas B2B de gran volumen, los costes adicionales pueden ser amortiguados y vale la pena. Pero, para las entregas B2C o C2C los costes extras recaen en un solo paquete de coste variable y muchas veces de precio reducido.
  • Bienes especiales: En algunas ocasiones, incluso el tipo de bienes puede contribuir a ser un desafío para la entrega. Por ejemplo: Artículos tóxicos, frágiles, perecederos o inflamables, los cuales requieren más planificación.
  • Derivados del cliente: Este puede ser el mayor desafío. Fenómenos como direcciones incorrectas, ubicaciones remotas, calles estrechas, ausencia del cliente para recibir el paquete, cancelaciones caprichosas, pedidos devueltos, etc. Esto afecta a que los costes potenciales no pueden ser calculados con precisión.

 

La Gratificación Instantánea, el consumidor espera que todo este a un clic de distancia.

El foco de la situación es que el consumidor en línea es cada vez más exigente. No le gusta esperar. Cree ya que todo está a un clic de distancia. Esta necesidad de “gratificación instantánea” se ha convertido en el sello distintivo de la Era Digital y es poco probable que cambie pronto. Este consumo bajo demanda solo seguirá creciendo y las características premium de ayer, como el seguimiento en tiempo real, entregas en pocas horas y gratuitas, dejan de ser especiales y se van convirtiendo en un estándar, donde el consumidor no espera menos.

Last Mile Delivery. La necesidad de crear estrategias asertivas.

Ya hemos hablado de los problemas y retos para lograr la satisfacción “instantánea” de un consumidor exigente. Para lograr anteponerse y no solo sobrevivir, si no aprovechar el auge de la venta en línea, que aún está por crecer, es importante que las empresas comiencen a desarrollar estrategias y mejores prácticas para asegurarse de que la logística de última milla sea rentable, bien optimizada y exitosa. Aquí algunas sugerencias:

  • Seguimiento en tiempo real:

Los consumidores están ansiosos de recibir sus pedidos, la espera puede resultar en que se sientan frustrados, impacientes e incluso que lleguen a desconfiar del servicio. Un sistema inteligente de seguimiento de última milla les permite ver la ubicación actual y en todo momento del paquete y proporciona notificaciones sobre su hora de llegada. Esto puede resultar efectivo para aliviar el estrés y la incertidumbre durante la espera.

  • Externalizar la entrega en empresas locales:

Las empresas pueden externalizar la entrega de última milla a transportistas locales con centros de operaciones cercanos a las zonas de entrega. Esto puede apoyar a reducir costes y mejorar la velocidad de entrega. Importante tomar en cuenta que este proveedor externo será el rostro de la compañía, por lo que hay que elegir sabiamente. Para gestionar múltiples proveedores de servicios de transporte, es una buena opción utilizar un Sistema de Gestión de Transporte Centralizado (TMS) para dar seguimiento a las entregas y distribuir la carga de trabajo.

  • Comercio local como centros de distribución:

Tiendas locales han transformado sus establecimientos en centros de distribución para la entrega de paquetes. Una alternativa viable para mejorar la velocidad de entrega y entregas para el mismo día.

  • Análisis de datos:

Un sistema de seguimiento inteligente permite a las empresas tener datos y estadísticas reales y precisas de las estrategias de entrega. Con el análisis de datos es posible analizar y mejorar rutas de entrega e ir optimizando la estrategia. En artículos anteriores ya hablaba de la necesidad de conocer a tu cliente, saber sus preferencias, hábitos de compra, etc. Si lo conoces puedes prever los pedidos que te van a hacer o incluso enviar un paquete antes de que te lo haya pedido, tal y como ya empieza a hacer Amazon. No hay mejor logística que la que empieza antes de que tu cliente te haya hecho el pedido.

https://ignasisayol.com/es/anticipatory-shipping-patente-amazon-enviar-productos-antes-de-que-los-usuarios-los-hayan-comprado/

  • Automatización.

En un futuro a la vuelta de la esquina, las empresas podrán utilizar vehículos autónomos o drones para el Last Mile Delivery. Amazon Prime, ya esta probando un servicio futurista Prime Air por medio de la entrega con drones, diseñado para enviar paquetes a clientes en menos de 30 minutos. Este tipo de entrega tiene muchos beneficios: los drones son más rápidos que los automóviles, pueden ahorrar costes operativos y reducir la cantidad de combustible necesaria. Además, los drones no requieren plazas de aparcamiento.

La automatización de cada una de las múltiples etapas de las operaciones logísticas Last Mile, puede facilitar a las empresas el reducir los gastos de procesamiento e incluso aumentar los ingresos. A través de la integración de los implicados en la entrega, la generación de operaciones optimizadas y mejores alternativas para el consumidor final, las empresas pueden descubrir nuevas y mejores formas de hacer las cosas; creando una imagen de marca efectiva, transparente, con estrategias rentables.

Resumiendo, cada una de estas estrategias para crear soluciones exitosas y viables para la logística de la última milla, requiere lo mismo: que las empresas prioricen la eficiencia y la flexibilidad. Todo este abanico de estrategias debe de utilizarse de forma inteligente, de forma armónica, se trata de dar el servicio adecuado a cada tipo de cliente, debemos tener capacidad de aplicarlas todas ellas en paralelo ya que ninguna de ellas soluciona el problema en su totalidad, pero su aplicación conjunta si puede llevarnos a conseguirlo.

You may also like

Leave a Comment

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.